Trabajo concede 6 planes integrados a la provincia de Pontevedra que beneficiarán a cerca de 500 personas

Jue, 19/06/2014 - 12:01
La Consejería de Trabajo y Bienestar concedió un total de 6 planes integrados para 14 ayuntamientos de la provincia de Pontevedra, ya sea de forma individual (Vigo, Redondela, Marín, Moaña y Lalín) o mancomunadas (un plan para la mancomunidade del Salnés compuesta polos ayuntamientos de Vilagarcía, Vilanova, La Isla, Meaño, Meis, Ribadumia, El Grove, Cambados y Sanxenxo), que se desarrollarán en el período 2014-2015. La consejera de Trabajo y Bienestar, Beatriz Mato, indicó en una ruenda de prensa que estos 6 planes van a suponer una inversión de cerca de 850.000 euros por parte del departamento autonómico, un 28% del presupuesto total de Galicia, y beneficiarán a 465 pontevedreses y pontevedresas, un 27% de los participantes totales de la Comunidad. En cada uno de los programas, los participantes oscilarán entre los 60 y los 100 de los planes de Vigo y Redondela y serán personas con dificultades para acceder la un puesto de trabajo, tales cómo personas con discapacidad; en riesgo de exclusión; mujeres, en especial víctimas de violencia; menores de 30 años, en especial con baja calificación; despedidos de larga duración, de forma especial los de baja calificación; inmigrantes; y despedidos por consecuencia de un ERE. En total, en Galicia en las próximas semanas se pondrán en marcha 22 planes integrados en ayuntamientos, con una inversión total de 3 millones de euros y 1.742 beneficiarios. Además, Mato explicó que próximamente se resolverán las solicitudes de los planes integrados para entidades sin ánimo de lucro, que van a estar dotados con cerca de 2,5 millones, lo que supondrá un presupuesto total de 5,5 millones de euros, un 117% más que el año pasado. La titular de Trabajo expuso que dicho esfuerzo presupuesto consolida la apuesta del departamento por esta iniciativa como "herramienta para la mejora de la empleabilidad y la inserción de los trabajadores despedidos", que ofrece un itinerario integral e individual para cada uno de los participantes, combinando diversas actuaciones que van desde información, orientación, formación, asesoramiento, intermediación con empresas, prácticas e inserción. Beatriz Mato destacó la importancia de la formación para que los trabajadores encuentren empleos de calidad y para que las empresas sean más competitivas. Los planes integrados cuentan con dos tipos de acciones formativas: las especializadas, para ejercer un empleo en una especialidad concreta; y las transversales, que ofrecen competencias como la elaboración del currículo, la informática, la prevención de riesgos o el autoempleo, entre otras. Esta herramienta persigue la inserción laboral de los participantes y fijan un objetivo mínimo del 35%, si bien hay planes con un porcentaje mayor, como lo de la mancomunidade del Salnés o lo del ayuntamiento de Redondela, que ascienden incluso el 50 por ciento, lo que los coloca a la cabeza de la comunidad autónoma, junto con Coruña. La responsable del departamento autonómico se refirió también la importancia de la colaboración entre Junta y ayuntamientos, tal y como ocurre con los planes integrados. Una cooperación que se refleja también en otras iniciativas como los 12 obradoiros financiados en la provincia de Pontevedra, que beneficiarán a 24 ayuntamientos, contarán con 242 alumnos y una inversión de dos millones de euros; la puesta en marcha del programa de contratación de perceptores de RISGA en los ayuntamientos de Galicia, con un presupuesto de 3 millones de euros; y el programa de formación dual a entidades locales, ampliando su presupuesto en 3 millones de euros y prologando el plazo de presentación de solicitudes incluso el 15 de noviembre.